¿Qué tipo de franquicia es adecuada para ti?

No todas las franquicias son adecuadas para todo el mundo, especialmente en lo que respecta a la inversión inicial que se desea hacer. Si uno no dispone de un capital importante, resulta absurdo plantearse en crear una franquicia de una marca famosa de una gran superficie de moda o un gran supermercado.

Aunque dichas franquicias pueden resultar altamente rentables, el coste inicial puede ser muy elevado, por lo que no son para todo el mundo. Si además no se dispone de experiencia y un capital propio o inversores que confíen en ti, es difícil que se pueda acceder a la financiación adecuada.

Una de las primeras cosas que deberás plantearte, además, es tu experiencia como empresario. ¿En qué sector tienes experiencia? ¿Has trabajado en discotecas, restauración, tiendas de moda...? Aprovecha tu bagaje y no pienses sólo en el nivel de rentabilidad.

Si eres un nuevo emprendedor y no dispones de mucho capital, debes estudiar alternativas a las grandes marcas de franquicias, que te exigirán un desembolso elevado o la compra de un local de gran superficie que probablemente no puedes pagar.

También debes tener en cuenta el tiempo del que dispones. Si combinas tu franquicia con otro empleo, va a ser altamente difícil que puedas llevar bien ambas cosas cuanto más tiempo y esfuerzo requiera dicha tienda. Especialmente si no conoces bien el sector y estás todavía aprendiendo el negocio.

Un buen ejercicio puede ser empezar por una franquicia estacional, que puedas gestionar durante el verano o las vacaciones en lugares cercanos a la playa. También existen franquicias a tiempo parcial, donde no tienes que tener abierto todo el día, por lo que podrás intentar combinarlo con otro empleo (también parcial).

Cómo financiar una franquicia sin préstamos

Sabemos que no siempre es fácil encontrar financiación para una franquicia. En ocasiones, el banco puede decir que no está dispuesto a aportar el préstamo que le solicitas porque, a pesar de que la idea pueda ser buena, supone un riesgo que no está dispuesto a asumir.

En tales casos, existen alternativas para buscar financiación para tu franquicia en Argentina, o tomar otras decisiones derivadas de una negativa del banco.

Veamos cuáles son

Financiar una franquicia sin un préstamo bancario

Cuando el banco no está dispuesto a prestarnos el dinero, debemos analizar hasta qué punto disponemos de alternativas para poder llevar a cabo la inversión.

Un primer paso, si queremos a pesar de todo sacar adelante el proyecto, es acudir a familiares y amigos que quieran colaborar con nosotros como inversores, poniendo tú parte del dinero.

En caso de que no puedas reunir lo suficiente para financiar la franquicia, hay que estudiar la posibilidad de pagar a plazos, en caso de que el franquiciador te lo permita. Si no es posible, aún con todo se puede acudir a las microinversiones, buscando pequeños inversores privados que quieran ayudarte a desarrollar tu negocio.

Si todo esto no te llega a funcionar, podrías también estudiar la opción de escoger una franquicia que te pida una menor financiación de entrada, ya que te daría más probabilidades de entrar en el mercado.

En caso de que no encuentres una franquicia más barata que te pueda interesar, otra opción es seguir ahorrando hasta que puedas financiar el proyecto, continuar buscando inversores o bien desestimar la idea.

Debes preguntarte si tienes los medios necesarios para realmente sacar adelante un proyecto de estas características, ya que apostarlo todo a una carta supone un riesgo que debes considerar de antemano.

Suscribirse a este canal RSS

Grupoius.


Grupoius, inaugurado en 1994, es el primer despacho de abogados, mediadores y consultores expertos en empresa, franquicias y redes de comercio asociado.

Dirección


Parque Empresarial Las Rozas
Centro Tartessos - Edif. Artemisa.
CL. Pollensa nº 2. CP 28290. Las Rozas de Madrid.
Madrid - España.